7 de abril, el Día Mundial de la Salud

Todo lo que se necesita es un poco de dedicación y disciplina para llevar una vida sana que implique una alimentación equilibrada y ejercicio regular. Para lograr un buen estado físico se deben incorporar nuevos hábitos mediante pequeños cambios en la rutina diaria. Con motivo del Día Mundial de la Salud, te presentamos algunos tips que pueden ayudarte a lograr la mejor forma física posible.

Consejos para mantenerse en forma y saludable

Mantener una dieta saludable

No es necesario pasar hambre para comer de la forma más saludable. Es importante reducir la ingesta de grasas y azúcares añadidos y priorizar las comidas ricas en fibra y en proteína magra, las verduras y las frutas. Algunas propuestas para controlar diariamente lo que se come podrían ser comer pescado al menos dos veces por semana, introducir alimentos integrales en la dieta, limitar el consumo de grasas saturadas y azúcares, moderar el consumo de sal, etc.

Consumir el agua necesaria

El agua es la fuente de la vida. Si consigues que sea tu bebida predeterminada y consumes al menos dos litros diarios evitarás muchos problemas futuros. Muchas personas toman refrescos o bebidas azucaradas durante todo el día, pero no es lo ideal para tener una vida saludable. Haz del agua tu bebida favorita y combínalo con té sin azúcar para lograr el hábito más saludable y evitar la deshidratación, que conlleva graves problemas para el organismo.

Lavar las frutas y vegetales y cocinar completamente la comida

Las frutas y vegetales a menudo pueden estar contaminados con bacterias dañinas del agua o el suelo en el que se cultivaron. Enjuaga las frutas y frótalas bien con agua corriente. Incluso si pelas tus verduras y frutas, debes lavarlas de antemano: cuanto más cuidado tengas, menos riesgo correrás de sufrir intoxicación alimentaria.

Además, debes cocinar la comida completamente: la cocción completa de carne, huevos y mariscos elimina las posibles bacterias contenidas y ayuda a eliminar el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos, como la salmonela o la shigella, que no solo son infecciones perjudiciales sino que también pueden ser francamente peligrosas.

Hacer ejercicio regularmente

Muchos estudios han demostrado los numerosos beneficios que aporta el realizar al menos 30 minutos de ejercicio todos los días. Además de ayudarte a dormir, mejorar los niveles de energía y hacer que te sientas más feliz y fuerte en general, el ejercicio también mejora la salud al reducir la probabilidad de desarrollar problemas crónicos como la diabetes o la presión arterial alta.

 

Incorporar suplementos nutricionales en tu dieta

A medida que envejecemos, empezamos a carecer de muchos de los nutrientes esenciales para mantenerse saludable y equilibrado. De ahí la importancia de complementar nuestros alimentos con suplementos alimenticios que eviten estas deficiencias que pueden conllevar a enfermedades graves en el organismo.

Los REGENERATOR COMPRIMIDOS de Q77+ están especialmente formulados con una serie de vitaminas, minerales, extractos vegetales y principios activos que ayudan a combatir el agotamiento y cuentan con el poderoso Factor 77, una potente combinación antioxidante que combate los estados de ánimo bajos, mitiga las astenias típicas del cambio estacional y renueva el vigor y la vitalidad física y mental de nuestro organismo.

Dormir las horas necesarias

No dormir lo suficiente tiene repercusiones directas sobre nuestra salud: puede acelerar el envejecimiento prematuro que no solo conlleva problemas estéticos como la pérdida de elasticidad de la piel sino que puede conllevar y acelerar enfermedades que van desde la obesidad a enfermedades cardiovasculares.

En el National Sleep Foundation recomiendan dormir de 7 a 9 horas por noche de promedio para un adulto. Aun así, uno mismo sabe cuándo se siente descansado, por lo que el tuyo resultará ser siempre el mejor juicio.

Mantener los niveles de colágeno equilibrados

El colágeno es la proteína más abundante del organismo y es el constituyente fundamental de los tejidos conjuntivos, como la piel, los tendones y los huesos, donde realiza una función estructural dando soporte y resistencia. A partir de los 25 años, la producción de colágeno en nuestro organismo empieza a disminuir, lo que puede causar problemas físicos a largo plazo, como la aparición de arrugas, osteoporosis o artrosis.

Los complementos de COLÁGENO de Q77+ proporcionan una forma de colágeno que se puede ingerir y que además estimula la producción de colágeno del propio cuerpo. De este modo, aumentan inmediatamente las reservas de colágeno del organismo y contribuyen a desencadenar la producción a largo plazo.

Al considerar estos consejos para mantenerse saludable, también debemos recordar que el envejecimiento es un proceso natural pero que se puede ralentizar. Lleva a cabo estos tips y lograrás la vida más saludable que puedas tener. Es importante que los tengas siempre presentes y no solo durante el Día Mundial de la Salud.

Y recuerda… ¡En Q77+ realizamos cada mes sorteos y ofertas exclusivas en nuestras Redes Sociales! Así que síguenos en InstagramFacebook y disfruta de nuestras promociones.