¿Por qué las mascarillas causan la irritación de la piel y acné?

Usar mascarilla puede conducir a la falta de oxígeno y a la acumulación de humedad, una mala combinación para la salud de la piel.

La mascarilla impide que el aire fresco llegue a la cara, lo que normalmente mantiene el equilibrio de la humedad cutánea. De este modo, la humedad puede acumularse, creando el ambiente perfecto para que las bacterias crezcan y se propaguen. La reutilización de las mascarillas puede conducir aún más a la propagación de bacterias.

Además, las mascarillas atrapan el calor, impulsando todavía más el crecimiento bacteriano y causando inflamación.

La sequedad e irritación de la piel puede acentuarse con:

  • La acumulación de células muertas de la piel, que hace que la piel se sienta más gruesa y reseca. Una exfoliación suave es la clave, la Gold Peel Off Mask de Q77+ es el producto ideal para eliminar las células muertas y otras imperfecciones.
  • El aire acondicionado o cambios en el estilo de vida como hacer ejercicio al aire libre, tomar el sol, etc.
  • El estrés, los cambios en la rutina diaria, la dieta y el sueño.

Consecuencias de llevar mascarilla

Acné

Para personas propensas al acné, usar mascarilla puede provocar un brote, ya que se produce como resultado del bloqueo o cierre de los folículos pilosos (conducto pilosebáceo). El tratamiento del acné con medicamentos y retinoides puede tardar meses en surtir efecto y estos tratamientos combinados con el uso de mascarilla pueden volverse más irritantes que útiles.

Las temperaturas cálidas y húmedas también pueden ensanchar los vasos sanguíneos en las mejillas y la nariz, lo que es conocido como rosácea. Algunas medidas preventivas incluyen evitar la cafeína, el alcohol, la luz solar y, en la medida de lo posible, enfriar la cara durante todo el día cuando se pueda hacer de manera segura.

Evitar los exfoliantes fuertes o los agentes irritantes también puede ayudar, así como evitar los limpiadores que contengan sulfatos, ácido salicílico o peróxido de benzoilo. Es muy importante mantener una limpieza facial al menos dos veces al día. Después de usar el limpiador y para hidratar la piel, es necesario aplicar una capa fina de una crema regeneradora. Te recomendamos que utilices el Limpiador Tonificante y la Crema Regeneradora de Q77+.

Para personas que no son propensas al acné y sin embargo les ha aparecido, éste debería mejorar a medida que se deje de usar la mascarilla o se reduzca su tiempo de uso.

Piel seca, picazón sin sarpullido y descamación de la piel

Si experimentas piel seca o descamada después de usar la mascarilla durante un período prolongado, lo más importante es lavarse la cara con limpiadores suaves (y libres de sulfatos). Para secarla, siempre debe ser suavemente dejando un poco de humedad en la piel, y a posteriori aplicar la Crema Regeneradora para rehidratar la piel.

Busca siempre que la crema contenga ingredientes hidratantes y humectantes como la glicerina, el ácido hialurónico o aceites vegetales como la rosa mosqueta.

Recuerda que las lociones faciales tienden a contener alcohol y aunque funcionen para eliminar bacterias y virus, generan ardor y escozor cuando se aplican sobre la piel seca, agrietada o en proceso de descamación.

Cambio del color de la piel

El cambio de color cutáneo puede ocurrir como resultado de una piel excesivamente seca, por la aparición de erupciones y por la fricción repetitiva de las mascarillas. Estos cambios pueden mejorar con la aplicación de cremas humectantes, pero pueden tardar meses en resolverse por completo. Aunque el cambio en el pigmento de la piel no es permanente, si lo experimentas sin que esté asociado a la piel seca o a erupciones cutáneas, debes ponerte en contacto con un dermatólogo.

Erupción cutánea con picazón

La mayoría de las erupciones cutáneas con picazón que aparecen por el uso de mascarillas se relacionan con la dermatitis de contacto, que debe desaparecer con esteroides tópicos, limpiadores suaves y evitando irritantes y humectantes pesados. Sin embargo, también pueden desarrollarse reacciones alérgicas a formaldehídos, metales, gomas o pegamentos, materiales típicos de las mascarillas.

Después de usar una mascarilla por un período prolongado de tiempo, es importante tener la cara limpia y aplicarse una crema regeneradora al menos dos veces al día. Si eso no disminuye la erupción, puedes probar con cremas con hidrocortisona al 1%.

Si tras 2 semanas de tratamiento no logras deshacerte de la erupción, ves a ver a un dermatólogo. Si, en cambio, ésta va desapareciendo, trata de disminuir la hidrocortisona lentamente y reemplázala por un humectante fuerte para prevenir la recurrencia.

Llagas en la nariz o detrás de las orejas

Usar mascarilla durante largos períodos de tiempo también puede causar la formación de llagas en la nariz y detrás de las orejas debido a su fricción continua contra la piel. Si tienes este problema, intenta usar vaselina en las áreas donde la mascarilla roza con la piel, esto reducirá la fricción y evitará una mayor degradación de la piel. Asegúrate de usarla correctamente, ya que disminuirá el sellado de ciertas mascarillas.

¿Cómo evitar estos cambios en la piel?

1. Límpiate la cara antes y después de usar la mascarilla

No olvides limpiarte la cara antes de salir y ponerte la mascarilla, y haz lo mismo cuando llegues a casa. Esto evitará el bloqueo de la secreción de grasa y también eliminará toda la suciedad y posibles crecimientos bacterianos en la cara.

2. Usa un limpiador facial suave

Protege tu piel mediante el uso de un limpiador facial suave y sin sulfatos que funciona en casi todos los tipos de piel; incluyendo pieles sensibles y grasas. Un limpiador fuerte y con sulfatos puede alterar la capa externa de la piel y resecarla. Es probable que esta afección todavía haga que la piel sea más susceptible a brotes e irritación.

3. Evita usar maquillaje por un tiempo

Seamos honestos, nadie presta demasiada atención al maquillaje en estos momentos y menos llevando mascarilla. Es probable que la mascarilla también elimine el maquillaje, ya que roza constantemente con la piel. El maquillaje también puede causar una mayor oclusión de poros y glándulas sebáceas que empeorarán los brotes.

4. Comprueba la tela de tu mascarilla

Aunque todos los tejidos pueden producir estos cambios en la piel, hay algunos mejor que otros. Si utilizas tu propia mascarilla facial de tela, considera usar telas suaves, naturales y transpirables, como el algodón. Evita utilizar materiales sintéticos que dificulten la respiración y no absorban la humedad y también evita reutilizar la mascarilla.

5. Usa una crema regeneradora

Si tienes la piel sensible o seca, te recomendamos que uses una crema regeneradora para aliviar la tensión y la fricción en tu piel después de usar la mascarilla.

Si la condición de tu piel empeora incluso después de seguir todos estos consejos, considera una visita con tu dermatólogo. En Q77+ nos complace aportar el régimen de cuidado de la piel adecuado para combatir los efectos negativos de la mascarilla y otros problemas que se puedan experimentar a medida que ésta se convierta en un complemento de uso habitual. ¡Compra los productos recomendados y conoce las últimas ofertas especiales pulsando aquí!

Y recuerda… ¡Cada mes realizamos sorteos y ofertas exclusivas en nuestras Redes Sociales! Así que síguenos en Instagram o Facebook y disfruta de nuestras promociones.

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse