Cuidados de la piel en verano

Es un hecho muy evidente que, debido a las altas temperaturas que acompañan los días soleados, la piel en verano es mucho más susceptible de padecer daños graves e irreparables. Los nocivos rayos UV acompañados de una baja protección solar, ya sea mediante filtros físicos o químicos ineficaces o insuficientes capas de ropa, pueden provocar grandes consecuencias sobre la salud de nuestra piel. Las secuelas más comunes son la deshidratación de la piel, acompañada de la sequedad y peladuras, las quemaduras y las erosiones o manchas solares.

De ahí la importancia de proteger nuestra piel al máximo y complementar esta acción con una buena rutina de cuidado cutáneo. Aunque pueda parecer pesado, la protección contra los rayos del sol es la forma más efectiva de conservar la juventud de nuestras células dérmicas ya que la exposición a la luz solar es la principal causa de aparición de arrugas y manchas en la piel.

Cambiar algunos hábitos y productos puede ser de gran ayuda para no sufrir daños dérmicos a largo plazo y, además, lograr el mantenimiento de una piel sana y saludable durante esta temporada de riesgo. En este artículo explicamos los tips básicos para cuidar la piel y mantenerla hidratada para evitar padezca las consecuencias del paso por el periodo estival.

Tips para cuidar la piel en verano

Protege, cubre y resguarda tu piel del sol

El primer y más importante consejo es proteger la piel del sol. Hay muchas formas distintas de hacerlo, desde aplicarse protección solar con un factor elevado y cada poco tiempo, hasta mantenerse bajo techo en las horas de más incidencia solar.

Si vas a estar bajo el sol durante varias horas, ya sea en la playa o andando por la calle, lo ideal es que además también protejas tu piel facial con un gorro o un sombrero, y tus ojos con unas gafas de sol. La cara, al no ir siempre cubierta por la ropa, es la zona del cuerpo que más sufre los nocivos efectos del sol.

Evita siempre que puedas exponerte a la luz del sol entre las 13 y las 16 horas, ya que es generalmente el periodo de tiempo con más radiación solar y el que puede provocar las consecuencias más graves.

Para las pieles más claras será necesario aplicarse crema solar progresivamente ya que son más propensas a sufrir quemaduras más graves.

Añade antioxidantes a tu rutina de belleza y a tu dieta

Invierte en sérums, cremas hidratantes y filtros solares que tengan ingredientes activos antioxidantes. El ácido alfalipoico, la coenzima Q10 y la vitamina C son algunos de estos ingredientes que contienen una gran carga antioxidante y evitan el desarrollo de los procesos que desencadenan los radicales libres. Los productos de Q77+ están dotados del poderoso FACTOR 77, una mezcla de ácido alfalipoico, coenzima Q10 y otros ingredientes antioxidantes que promueven la regeneración celular para reducir los signos del envejecimiento. 

Para mantener una piel radiante también es necesario nutrirla mediante la alimentación. Comer sano es imprescindible durante el verano. Consume muchos alimentos de temporada, como piñas, cítricos, mariscos y vegetales ya que contienen vitaminas esenciales, nutrientes y antioxidantes que aumentan la producción de colágeno, reducen la inflamación y protegen la piel de los efectos dañinos del sol.

Hidrátate por dentro y por fuera

La hidratación en básica para mantener el buen estado de la piel y, precisamente en verano, es cuando más riesgo de deshidratación tenemos  ya que los rayos del sol secan el agua contenida en nuestra piel. El agua ayuda a sentirse fresco, previene la deshidratación y acelera la eliminación de toxinas. De ahí la importancia de beber todavía más agua durante el periodo estival.

Además, después de exponerte al sol, es imprescindible que te hidrates la piel. La CREMA HIDRATANTE REGENERADORA de Q77+, con manteca de karité, aceite de rosa mosqueta y ácido hialurónico es una solución perfecta para hidratar tu piel facial después de haber tomado el sol, mucho más efectiva que un after sun convencional.  La fusión de sus ingredientes actúa en contra de la degeneración de la piel, el fotoenvejecimiento y la oxidación. 

Para hidratar la piel corporal tras la exposición solar no hay mejor solución que la CREMA CORPORAL de Q77+: tonifica intensamente la piel mientras proporciona una dosis completa de hidratación que perdura en el tiempo y aporta luminosidad y suavidad duradera. Está compuesta por un 20% de manteca de karité, vitamina E y el inigualable FACTOR 77, la mejor combinación antioxidante existente.

Con estos buenos consejos y una actitud positiva para llevar a cabo los cambios de hábitos necesarios,  lograrás lucir la piel más radiante y luminosa durante este verano sin que el sol deje secuelas y marcas en tu piel. Con los productos de Q77+ obtendrás sin duda los mejores resultados para cuidar de tu piel en el periodo estival.

Y recuerda… ¡Cada mes realizamos sorteos y ofertas exclusivas en nuestras Redes Sociales! Así que síguenos en Instagram o Facebook y disfruta de nuestras promociones.