MASAJE FACIAL: EL SECRETO EN LA BÚSQUEDA DE UNA PIEL MÁS JOVEN

¿Sabías que existe un secreto bien guardado para lograr una piel más joven? Incluso con la tecnología actual, la mayoría de las personas todavía preferimos las alternativas naturales para un cutis saludable, tonificado y brillante, sin necesidad de recurrir a la cirugía estética. Entonces, ¿cuál es el secreto? ¡El masaje facial!

A medida que maduramos, nuestra piel pierde la capacidad de reponer las células perdidas, lo que resulta en la flacidez de la piel y la formación de arrugas. Si bien una rutina adecuada para el cuidado de la piel es un buen comienzo, cuando notes los primeros signos de edad, un masaje facial regular puede realmente hacer que tu piel recupere su belleza.

Beneficios del masaje facial

                                            

Al igual que los beneficios de un masaje corporal, el masaje facial aumenta la circulación sanguínea. Masajear la cara no solo estimula los músculos faciales, manteniéndolos tonificados y relajados, sino que también ayuda a llevar sangre oxigenada a las células de la piel, lo que resulta en un tono y apariencia de la piel más iluminada. Este flujo sanguíneo adicional ayuda a aumentar la producción de colágeno, lo que evita la formación de nuevas arrugas y da una apariencia más suave y descansada.

El masaje también es ideal para el drenaje linfático y puede ayudar a reducir la acumulación de toxinas y evitar problemas como las ojeras o la hinchazón. Puede ser considerado como el "estiramiento facial natural".

Otro beneficio del masaje facial es que, como sucede con el masaje corporal, también alivia la tensión, a la vez que reafirma y tonifica los músculos mediante el ejercicio, con el efecto inmediato de verse y sentirse mejor. Este tipo de masaje trabaja nuestros músculos faciales, liberando la crispación mientras generan un efecto lifting y logran que esté más firme. Piensa en ello como en un tratamiento antienvejecimiento y una terapia natural.

 

Técnicas de masaje facial

Primero, deberás comenzar con una crema que contenga activos para evitar la formación de arrugas y signos de edad. Es sorprendente como los distintos ingredientes pueden ayudarte a abordar problemas muy específicos, como la reducción de la hiperpigmentación o manchas de edad o el aumento de la tersura de la piel. Puedes escoger el producto dependiendo de qué tipo de piel tengas o qué efecto desees lograr. En Q77+ te recomendamos la Crema Hidratante Regeneradora, con ácido hialurónico, manteca de karité, rosa mosqueta y muchos ingredientes más que ayudan a reparar la piel y mantener su firmeza y tersura.

1.     Masaje desde la barbilla

Comienza con una mano a cada lado de la cara. Con las palmas y las yemas de los dedos, masajea lentamente la zona facial hasta la frente, luego desliza el movimiento hacia abajo nuevamente. Mantén la presión constante pero no firme y repite el mismo procedimiento tres veces. El énfasis en este movimiento es presionar la cara y luego relajarse.

2.     Masaje sobre la frente

Coloca las yemas de los dedos juntas en el medio de la frente, presiona con firmeza y deslízalas hacia los lados. Levanta los dedos, volviendo a la posición inicial y repite el mismo procedimiento tres veces. Este movimiento logra suavizar las líneas de expresión de la frente.

3.     Masaje alrededor de los ojos

Usando solo una cantidad mínima de la Crema Hidratante Regeneradora para facilitar el movimiento, coloca las yemas de los dedos a los lados de los ojos y deslízalas alrededor del borde óseo de la cuenca del ojo. Trabaja el producto sobre las cejas, baja por el centro de la nariz, por debajo de los ojos y vuelve a la posición inicial. Repite el procedimiento tres veces.

Este movimiento ayuda a mejorar la fatiga visual y la crema lubrica la piel en el área orbital del ojo.

4.     Masaje bajo los pómulos

Comenzando cerca de la nariz, con las manos en el lado interno de cada mejilla, haz pequeños movimientos circulares de presión hacia las orejas. Presta especial atención al área justo debajo de la oreja (la ubicación de la articulación temporomandibular), luego masajea hacia la nariz. Repite esta secuencia tres veces.

Este movimiento tonifica los músculos de las mejillas, que trabajan muy duro soportando las expresiones faciales todos los días.

 

 

El masaje facial regular es una técnica subestimada en los regímenes antienvejecimiento. Aunque es genial visitar a un terapeuta de masaje para un masaje profesional regular, no todos nos podemos permitir el lujo o tenemos el tiempo para poder hacerlo. El masaje facial es una de las cosas más simples que podemos introducir en nuestra rutina de belleza diaria, y puede marcar una verdadera diferencia en nuestra búsqueda de una piel más joven y saludable.

Complementando estas técnicas de masaje con productos de Q77+ asegurarás los mejores resultados que puedas obtener y sin moverte de casa.