¿Por qué debes esperar 1 minuto desde que te lavas la cara hasta que te aplicas la crema?

Si tu rutina de cuidado de la piel es un proceso de varios pasos que involucra distintas capas de sérums, cremas y tónicos o más de un régimen de limpieza y humectación, probablemente te hayas preguntado si estás aprovechando al máximo tus productos de belleza. ¿Deberías esperar a aplicarte una crema o sérum tras haberte limpiado la cara? ¿Cuánto tiempo máximo? ¿Cuánto tiempo ha de pasar entre la aplicación de distintos productos?

Aunque ya conozcas el orden en el que se deben aplicar tus productos para el cuidado de la piel, puede que no conozcas de qué forma se absorben, los tiempos que se deben respetar entre aplicaciones y lavados y/o cuál es la efectividad de tu rutina completa.

En este artículo recalcamos la importancia de los timings a la hora de seguir una rutina que incluya lavado facial y te damos varios tips para que tu rutina sea lo más eficaz posible.

Limpieza facial

El agua es un elemento imprescindible para nuestro organismo, pero nuestra piel es el órgano que más manifiesta su escasez. La piel está muy expuesta a agentes externos como el frío, el calor, los rayos UV o la contaminación y, sin agua, puede llegar a sufrir graves daños muy difíciles de revertir.

Nuestra piel se ensucia a diario debido a muchos motivos, que van desde agentes contaminantes, polvo del ambiente y hasta la propia grasa segregada a través de nuestros poros.

Llevar a cabo una rutina que incluya una limpieza facial diaria es fundamental para prevenir la aparición de arrugas y otros signos de edad y aportar luminosidad a aquellas pieles más apagadas. Aunque pueda parecer un reto complicado, sus beneficios son incontables y se pueden notar a muy corto plazo.

Existen numerosos métodos de limpieza facial, pero hoy no nos centraremos en estos procedimientos sino en los tiempos que debes respetar tras lavarte la cara y hasta que te aplicas el siguiente producto.

¿Cuánto tiempo hay que esperar desde la limpieza facial hasta la aplicación del primer producto leave-on?

Tras realizar la limpieza facial y secarte la cara a toques con una toalla, pasa alrededor de un minuto antes de que se empiece a evaporar la humedad retenida en la epidermis. A partir de este tiempo, la piel comienza a deshidratarse, sobre todo en las zonas más secas y en las estaciones más frías. Además, algunos productos de limpieza facial pueden resecar la piel y desequilibrar la barrera lipídica. Por ello, no debemos dejar pasar más de estos 60 segundos para aplicar el siguiente producto de nuestra rutina facial, y sellar así la humedad retenida en la piel.

La elección de un buen limpiador es por tanto crucial, ya que si la piel no está completamente limpia, no será capaz de absorber lo que le apliquemos a continuación.

El siguiente producto dependerá de tu rutina de belleza, pero suele ser generalmente un tónico o sérum. Ahora ya sabes porque no solamente es importante escoger los productos de tu rutina facial adecuadamente, sino que también es de vital importancia respetar los tiempos de actuación para obtener su máxima eficacia.

Rutina facial

Una vez realizada la limpieza facial y la aplicación del primer producto leave-on, te preguntarás si es necesario esperar otro minuto para aplicarte el siguiente producto.

¿Cuánto tiempo debe pasar entre la aplicación de productos para el cuidado cutáneo?

Según los dermatólogos, es mejor dejar que cada producto se seque y absorba por la piel antes de aplicar el siguiente. Esto variará de un producto a otro: un tónico puede tardar unos segundos en secarse, mientras que un sérum o una crema espesa puede incluso tardar varios minutos en penetrar y absorberse adecuadamente. Entonces ¿cuál es una buena regla a seguir para simplificar este procedimiento? Si esperas aproximadamente un minuto entre la aplicación de cada producto, permitirás que éstos penetren en tu piel de forma adecuada a través de los poros y se obtengan los mejores resultados, lo que conducirá a una piel impecable.

Aunque cada producto es diferente, debes esperar hasta que la sensación sticky del producto haya disminuido. Si utilizas crema con factor de protección, aplícala siempre al acabar el proceso, ya que tarda más tiempo en absorberse y también actúa como un escudo contra el sol para proteger la piel.

 

Si has encontrado algunas incongruencias entre tu rutina de belleza actual y estos consejos, no existe un mejor momento que éste para rehacerla con los tiempos de espera adecuados entre limpieza y aplicaciones y obtener así los mejores beneficios que puedan aportarte tus productos.