El verano significa calor y con él van ligados los viajes a la playa o la piscina, y el culto a una piel bronceada y dorada. Sin embargo, para lograr un color uniforme, duradero y saludable, debes preparar y cuidar la piel antes, durante y después de la exposición al sol. Hoy aportamos nuestras sugerencias que deben adoptarse unos días o semanas antes de la exposición al sol.

Cuidado pre-solar de la piel

Hidrata tu piel por dentro y por fuera

A pesar de que la crema hidratante no protege directamente la piel del sol, como si realiza el protector solar, en cierta manera también ayuda a limitar sus estragos. Cuanto más expuesta esté tu piel al sol, más se resecará. Y, a medida que se seca, se vuelve más vulnerable a los rayos UV. Al nutrir tu piel con una buena crema hidratante estarás ayudando a reconstruir su capa protectora. Desde Q77+ te recomendamos la Crema Hidratante Corporal:

Tonifica intensamente la piel mientras proporciona una dosis completa de hidratación que perdura en el tiempo y aporta luminosidad y suavidad duradera. Está compuesta por un 20% de manteca de karité, vitamina E y el inigualable FACTOR 77, la mejor combinación antioxidante existente en el mercado.

Para la piel facial puedes utilizar la nuestra Crema Hidratante Regeneradora, con manteca de karité, aceite de rosa mosqueta y ácido hialurónico: una solución ideal para hidratar tu piel después de haber tomado el sol, mucho más efectiva que un after sun convencional. La fusión de sus ingredientes actúa en contra de la degeneración de la piel, el fotoenvejecimiento y la oxidación.

Asimismo, ¡no olvides mantener la hidratación con un poco de agua u otros refrescos!

Exfolia tu piel

Estéticamente, la exfoliación es un paso importante antes de la exposición al sol. Permite que la piel elimine las células muertas que se acumulan y promueve un bronceado uniforme. Dicho esto, es importante recordar que es esencial tener cuidado y nunca olvidarse de aplicar un protector solar, porque la exfoliación elimina la primera capa protectora en la superficie de la piel, lo que hace que la piel sea más vulnerable a los rayos UV. Por lo tanto, se recomienda esperar unos días entre la exfoliación y la exposición al sol. Además, como esta capa de piel fina tolera menos la exfoliación que la piel más gruesa, es preferible elegir un exfoliante adaptado a tu tipo de piel. En Q77+ te proponemos la Antiage Gold Peel Off Mask, una mascarilla facial de oro que exfolia suavemente la piel a la vez que renueva las capas dérmicas, eliminando las imperfecciones, favoreciendo un tono uniforme y una secreción correcta de grasa. Asimismo, al renovar las capas de la piel mediante el efecto peeling, logra una disminución de las arrugas a la vez que aporta una buena consistencia y luminosidad.

Asegúrate de que tu dieta sea rica en caroteno y vitamina E

Gracias a sus propiedades antioxidantes, los alimentos que son ricos en betacaroteno y otros carotenoides, como el licopeno, podrían mejorar la protección de tu piel contra los rayos UV. Las mejores fuentes de carotenoides son las zanahorias, las batatas, las calabazas, las espinacas, el brócoli, los mangos, los albaricoques, la col rizada, los guisantes, los tomates y el melón.

La vitamina E contenida en aceites vegetales, almendras y nueces también proporciona protección contra el sol. No dudes en agregar estos alimentos solares a tu menú mientras dure el verano. Además, los alimentos que son ricos en carotenoides proporcionan un color anaranjado a la piel, lo que le da un brillo natural. Sin embargo, ten en cuenta que las propiedades de estos alimentos no reemplazan la capa protectora contra la luz solar.

Exponte al sol progresivamente

Una de las mejores maneras de preparar tu piel para tomar el sol es hacerlo en numerosas exposiciones cortas. La primera vez que te expongas al sol no deberías estar muchas horas expuesto/a. De lo contrario, corres el riesgo de sufrir quemaduras solares, lo que podría provocar que no logres el bronceado que deseas para el resto del verano.

Para las pieles más claras es necesario aplicarse crema solar progresivamente ya que son mucho más propensas a sufrir quemaduras más graves.

Además, ten en cuenta que el bronceado es un concepto estético pero tiene inconvenientes para tu piel. En realidad, consiste en un mecanismo de defensa desarrollado por la piel contra la exposición excesiva al sol, así que no olvides aplicar una crema solar con un alto factor de protección. Asegúrate de que cubra un amplio espectro y que filtre los rayos UVA y UVB.

Sigue estos consejos básicos para cuidar tu piel antes de la exposición solar y lograrás el mejor y más duradero bronceado durante este verano. Ten paciencia porque es mucho mejor, y más seguro, ponerse moreno progresivamente con pocas horas ante el sol durante varios días que en dos días de exposiciones largas. Con los productos de Q77+ obtendrás sin duda los mejores resultados para cuidar de tu piel en el periodo estival.

Y recuerda… ¡Cada mes realizamos sorteos y ofertas exclusivas en nuestras Redes Sociales! Así que síguenos en Instagram o Facebook y disfruta de nuestras promociones.

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse