La guia definitiva para el cuidado de la piel

¿Te gustaría encontrar una guía definitiva para el cuidado de la piel? 

 

Pues estás de suerte. porque es lo que nos hemos propuesto con este artículo. 

 

Seguro que has leído información de todo tipo acerca de la piel, los componentes más beneficiosos para su cuidado y la mejor manera de emplearlos.

 

A veces, incluso hay consejos que se contradicen entre sí y al final no sabemos muy bien qué opción es la más beneficiosa para nuestra piel ni qué consejos son los más acertados. 

 

Por eso, en esta guía definitiva para el cuidado de la piel, además de la rutina más adecuada para el cuidado facial, descubrirás las explicaciones científicas que confirman o desmienten los mitos más extendidos sobre el cuidado de la piel.

 

 ¿Empezamos? 

 

  • Lo mejor es lavarse la cara con agua y nada más

 

Falso. La autora del libro ‘La guía definitiva para el cuidado de la piel’ afirma que la carga eléctrica positiva de la suciedad junto a la carga negativa de la queratina de nuestra piel provoca que sea muy complicado arrastrar toda la suciedad sin emplear los tensoactivos que encontramos en algunos cosméticos.

 

  • Hay que aplicar un tónico después de una higiene para recuperar el PH de la piel

 

Falso. Según este libro, a pesar de que hay personas que afirman que los productos limpiadores pueden provocar un aumento en nuestro PH, la piel tiene una capacidad natural de taponamiento que evita cualquier efecto adverso que ese desequilibrio pueda causarnos y restablece el PH normal en un máximo de dos horas.

 

  • No es necesario utilizar una crema especial para el contorno de ojos

 

A medias. No es necesario siempre que el rostro no presente bolsas, ojeras ni arrugas en el contorno de ojos, en cuyo caso es recomendable tratar la zona de manera intensiva. Por otro lado, existen cosméticos de cuidado facial que incluyen ingredientes que no son aptos para esta zona, por lo que lo más recomendable es tomar precauciones. 

 

Entonces, ¿qué es lo más recomendable para el cuidado de la piel?

 

La mejor rutina para el cuidado de la piel consta de 5 pasos:

 

Siguiendo nuestros consejos de la guía definitiva para el cuidado de la piel, lo más recomendable es seguir estos pasos:

 

1 - Limpia tu piel

 

Sin limpieza no hay belleza. No nos cansaremos nunca de decirlo. Una buena limpieza ayuda a absorber mejor los componentes de los productos para el cuidado de la piel. Por esto toda rutina de cuidado facial debe empezar por la limpieza. 

 

Puedes utilizar aceites, gel limpiador o agua micelar. Lo importante es que lo hagas por la mañana, para evitar el exceso de sebo producido por la noche, y antes de acostarte, para eliminar las impurezas acumuladas durante el día y permitir que la piel respire.

2 - Utiliza un exfoliante

 

Una vez por semana es conveniente realizar un peeling o exfoliación para eliminar las células muertas de la piel y conseguir una limpieza más profunda. 

 

Puedes optar por un exfoliante común o por esta mascarilla de oro que, además de limpiar tu piel, consigue un tono más uniforme y reduce las arrugas y líneas de expresión.

 

3 - Hidrata tu piel en profundidad

 

Dependiendo del estado de la piel a tratar y del resultado deseado emplearemos un tipo de productos u otros. 

 

Por ejemplo, si buscas una piel más tersa y jugosa puedes optar por productos nutritivos como esta crema hidratante con manteca de karité, aceite de rosa mosqueta y ácido hialurónico. 

 

Pero si tienes una piel más madura y buscas una crema que, además de nutrir e hidratar tu piel, proporcione un efecto botox te recomendamos que pruebes la Gold Regeneration Cream.

4 - Desmaquíllate y limpia tu rostro antes de acostarte

Realiza una limpieza de cara, cuello y escote y sécate dando toquecitos con una toalla para no irritar tu piel. 

5 - Aplica el tratamiento específico en las zonas que necesites

La noche es el momento perfecto para restaurar nuestra piel y existen algunos productos, como los parches nasolabiales o los parches para el contorno de ojos que nos ayudan a eliminar las arruguitas y líneas de expresión mientras dormimos. Tan fácil como colocarse el parche al acostarse y retirarlo por la mañana para lucir un rostro radiante. 

Otra opción es aplicar una mascarilla de oro a todo el rostro para que nos ayude a combatir los síntomas del envejecimiento.

En cualquier caso, este tipo de tratamientos suelen aplicarse cada 2 o 3 días.

¿Qué te ha parecido nuestra guía para el cuidado de la piel? Consulta nuestro blog para más consejos sobre salud y bienestar.

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse