DROPLET-BORN AIR BLOWING: LA TÉCNICA DE FABRICACIÓN DE LOS PARCHES DE FACTOR SKIN 53

¿Qué son las microestructuras biodegradables?

La tecnología microestructural biodegradable es un sistema avanzado de administración transdérmica. Las microestructuras biodegradables son una combinación de materiales que disuelven los ingredientes activos en el cuerpo y los solidifican en forma de microestructura. Éstos penetran físicamente en el estrato córneo, la capa más externa de la epidermis, y liberan eficazmente los activos en la piel, produciendo cambios muy significativos.

La microestructura de los PARCHES de FACTOR SKIN 53 está formada por EFG con un gran efecto antienvejecimiento y, como material troncal, por el agente hidratante natural por excelencia: el ácido hialurónico. Toda esta microestructura se disuelve y a continuación se absorbe en la piel afectada.


Ventajas de aplicación de las microestructuras biodegradables

Existen numerosas ventajas de aplicación para el suministro transdérmico de productos mediante microestructuras biodegradables, entre ellas:

-        Es mucho menos doloroso que la inyección típica de una aguja: las microestructuras sólidas son efectivas para crear pequeñas perforaciones en la piel que son ideales para permitir que la piel absorba los ingredientes activos.

-        Se administran directamente los principios activos en la piel: estas microestructuras recubiertas se aplican durante un tiempo específico, permitiendo que la piel absorba los activos antes de eliminarlas.

-        Se mezclan sustancias poliméricas con ingredientes activos para crear microestructuras que se disuelven naturalmente después de administrar los activos en la piel.

¿Qué técnicas de fabricación de microestructuras existen?

Existen muchas técnicas utilizadas en la producción de microestructuras de disolución que se están desarrollando en todo el mundo, como por ejemplo el micro-moldeo, la drawing lithography y el droplet-born air blowing (DAB). Todas ellas tienen sus pros y contras, y se mejoran constantemente para maximizar su eficacia. Algunas de estas técnicas están siendo sometidas a ensayos clínicos y pruebas preclínicas, mientras que otras están ya en uso en productos actualmente en el mercado.

El método convencional de fabricación de este tipo de microestructuras, el micro-moldeo, a menudo crea una microaguja imperfecta debido a la viscosidad de las materias. La innovadora técnica en la que se basan los PARCHES FACTOR SKIN 53 es la DAB: un método tecnológico internacionalmente reconocido que utiliza la cantidad deseada de polímero para formar una microestructura perfecta, del tamaño de un cuarto de un cabello, en forma de gota puntiaguda sin pérdida o deformación de los principios activos.

Para ver el video del proceso de fabricación de estas microestructuras mediante el DAB pincha aquí

Este proceso fue desarrollado para reducir el tiempo de fabricación de la microestructura, permitiendo condiciones de fabricación no agresivas y sin el uso de radiación UV o calor. La principal ventaja de esta técnica es la capacidad de aplicar la cantidad deseada de gota de polímero, en la ubicación exacta para formar una sola gota en una sola microestructura, utilizando un soplado de aire controlado. Esto hace posible la fabricación de microestructuras en pocos minutos y sin pérdida de ingredientes activos sensibles al calor o a luz ultravioleta.

En un estudio realizado en el George Institute of Technology de Atlanta se demostró que las diferentes características que tienen las microagujas del parche (longitud, elasticidad del material y grosor) son las óptimas para asegurar la penetración transdérmica de los principios activos y evitar que la microaguja se rompa, como pasa con muchas otras técnicas. Asimismo, se llevaron a cabo múltiples pruebas con el fin de determinar los parámetros óptimos de fabricación para la matriz microestructural, llegando a la conclusión de que el modelo más adecuado consiste en microagujas en forma de cono, compuestas de polímeros biodegradables.

¿Qué técnica de fabricación de microestructuras es más conveniente?

La técnica DAB proporciona condiciones de fabricación no agresivas sin calor ni radiación UV. Además, la fabricación mediante esta técnica permite cargar los principios activos en la microaguja sin pérdidas y proporciona una dosis precisa controlando el volumen de cada gota y su concentración. Con DAB, la microaguja biodegradable se puede fabricar en 10 minutos, lo que proporciona beneficios adicionales con respecto al coste de fabricación y el mantenimiento de la actividad de los principios activos.

Sin lugar a duda, DAB es la técnica optimizada más innovadora para la fabricación de microestructuras biodegradables, causando el mínimo impacto sobre nuestra piel pero logrando el máximo beneficio de los principios activos. Obtén ya los PARCHES de FACTOR SKIN 53 basados en esta novedosa técnica y empieza a aprovecharte de sus sorprendentes beneficios.